ámaZ restaurante, reconocido internacionalmente por promover los ingredientes de la Amazonía, da un nuevo paso en innovación al inaugurar ámaZ Patio Panorama, el primer restaurante del mundo con certificación FSC. Este reconocimiento ha sido concedido gracias al trabajo colaborativo entre AIDER y Pedro Miguel Schiaffino (dueño de ámaZ), lo que ha permitido que el 100% de la madera empleada en sus instalaciones provenga de los bosques certificados de la Comunidad Nativa Shipibo-Conibo.

De esta manera, ámaZ Patio Panorama se consolida internacionalmente como una empresa responsable por promover un manejo “ambientalmente apropiado, socialmente beneficioso y económicamente viable” de los bosques de nuestra Amazonía.

Madera certificada de bosques comunales Shipibo-Conibo

En el Perú, las comunidades nativas de la etnia Shipibo-Conibo se han comprometido a desarrollar prácticas sostenibles para fortalecer el manejo forestal comunitario de sus territorios. Esta labor ha sido apoyada por AIDER desde 1992, y les ha permitido acceder a la certificación Forest Stewardship Council (mejor conocida como FSC) desde hace más de 11 años, lo que ha contribuido a mejorar la economía de sus comunidades y a conservar la diversidad biológica de sus bosques.


Es importante resaltar el trabajo y compromiso de las comunidades Shipibo-Conibo en el manejo sostenible de sus bosques, ya que gracias a su labor se concretó la primera exportación de madera certificada del Perú, en marzo de 2016; y se ha consolidado este reconocimiento a la decidida labor de Schiaffino, por promover el aprovechamiento sostenible de los recursos de la Amazonía.


Uniendo eslabones en la cadena de valor

AIDER sigue generando alianzas con el sector privado para unir eslabones en la cadena de valor de los productos forestales: desde bosques certificados hasta el consumidor final. En este contexto, extendemos nuestras felicitaciones a Pedro Miguel, por su constante compromiso con la conservación y el manejo sostenible de los recursos de nuestra Amazonía, así como al equipo de FSC y al grupo Bozovich por el importante apoyo brindado para la materialización de este sueño.